injerto gingival

Diferencia entre injerto gingival libre e injerto de tejido conectivo

En este artículo queremos hablaros de la diferencia entre injerto gingival libre e injerto de tejido conectivo.

Es necesario diferenciar entre dos conceptos similares, pero con sus diferencias. El injerto gingival libre y el injerto de tejido conectivo son dos técnicas cuyo objetivo es el de disminuir el aumento de tejidos blandos. El injerto gingival libre es el procedimiento que está indicado para el tratamiento de pequeñas dimensiones en la arcada inferior y cuando las encías de las piezas dentales adyacentes tienen un color rosáceo claro. Por otra parte, el injerto de tejido conectivo lo que pretende es maximizar el suministro sanguíneo al injerto, por un lado, el periostio y por otro el colgajo que cubre el injerto.

¿Cuándo necesitas cirugía en la línea mucogingival?

Explicadas las diferencias entre los dos conceptos, nos viene a la cabeza la siguiente pregunta… ¿Cuándo necesitas cirugía en la línea mucogingival? La estética es uno de los motivos de consulta más frecuentes que se realizan a los profesionales. Entre las principales preocupaciones de los clientes solemos encontrar patologías mucogingivales, es decir, lo que conocemos como periodoncia. Sin embargo, no todo es cuestión de estética ya que también necesitaremos cirugía mucogingival en casos de gingivitis, cuando

Diferencia entre injerto gingival libre e injerto de tejido conectivola encía inflamada llega a cubrir una parte del diente o, al contrario, cuando esta se ha retraído y deja al descubierto parte de la raíz de la pieza dental. También se aconseja la cirugía mucogingival para favorecer la reabsorción ósea tras una extracción o en casos de dentadura muy afectada por el consumo de sustancias que para nada benefician la salud de la cavidad bucal, como tabaco o debido a una mala higiene.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre injerto gingival libre e injerto de tejido conectivo

Las diferencias principales entre el injerto gingival libre e injerto de tejido conectivo residen en que el recubrimiento mediante el injerto gingival libre ha demostrado buenos resultados, pero sin embargo la coloración blanquecina de epitelio hace que no sea una buena opción desde el punto estético. Sin embargo, si utilizamos la técnica del injerto de tejido conectivo, estos son colocados inmediatamente debajo del epitelio, por lo que se produce una mejoría en la estética de las zonas afectadas.

¿Qué es un injerto gingival?

Pero ¿qué es un injerto gingival? Un injerto gingival es un tejido queratinizado que se desprende de su sitio originario para ser injertado en una zona diferente a la zona donante. El injerto de encía es una microcirugía a la que se recurre para recuperar la encía dañada. La pérdida de tejido deja de manera gradual el diente al descubierto, lo que puede terminar afectando al hueso que soportan las piezas dentales. Se realiza tomando tejido blando del propio paciente y colocándola en la zona del diente o implante que ha quedado descubierta por la recesión de la encía. Este injerto consiste en un fragmento de epitelio-conectivo obtenido del paladar. No es una técnica de recubrimiento predecible en términos de recubrimiento radicular completo porque la supervivencia del injerto sobre la superficie avascular radicular depende exclusivamente de los puentes vasculares que se formen entre el tejido injertado y el lecho perióstico remanente alrededor de la exposición radicular. Por lo tanto, para aumentar el éxito en la supervivencia del injerto sobre la raíz, es necesario que al menos cubra 3 mm del lecho perióstico mesial, distal y apical de la dehiscencia ósea. Como resultado, el injerto gingival solamente puede emplearse para dar recubrimiento a recesiones poco amplias y poco profundas.

 

Injerto gingival libre

La cirugía mucogingival es un procedimiento quirúrgico periodontal diseñado para corregir algunos de los defectos en la morfología, posición y tamaño de la encía, y para eliminar los frenillos o inserciones aberrantes. La combinación de la presencia de inflamación o de recesión gingival en zonas con ausencia o poca encía adherida nos pueden dar pistas de que efectivamente, se trata de un problema mucogingival. La indicación principal para el uso de la técnica del injerto gingival libre es la ganancia de encía adherida; por otra parte, es el tratamiento de elección frente al injerto de tejido conectivo en los casos en que exista poca profundidad de vestíbulo y/o presencia de frenillos y previo a la realización de restauraciones con márgenes subgingivales. Estos injertos libres de tejido conectivo se recubren total o parcialmente mediante encía o mucosa y su supervivencia está directamente relacionada con la vascularización recibida, que en este caso será doble (lecho receptor y colgajo de espesor parcial). Tras la realización de esta técnica, no se mantendrán bolsas remanentes desde el nuevo margen gingival. Es probable que el tipo de unión entre el diente y el tejido blando sea mediante un epitelio largo de unión en la región coronal y una inserción de tejido conectivo en la porción más apical, aunque sólo puede determinarse histológicamente.

Injerto gingival pediculado

Sin embargo, un injerto gingival pediculado consiste en extraer un trozo de encía a la que se le llama pedículo y que procede del mismo diente que se va a reparar. En vez de cortarlo en su totalidad se hace sólo parcialmente, de modo que luego se pueda rodear el diente y coserlo para que mantenga su posición. Pero para ello es necesario que el paciente conserve el suficiente tejido gingival.

¿Qué es un injerto de tejido conectivo?

En cuanto a la técnica del injerto de tejido conectivo, supone un procedimiento que mejora la salud del paciente afectado. La técnica del tejido conectivo es muy predecible a lo largo del tiempo y el grado de recubrimiento radicular es mucho mayor que mediante otras técnicas. Por este motivo, este procedimiento es considerado el gold standard del recubrimiento radicular. Los principales indicadores de la realización de esta técnica son similares a las anteriores. Como resultado, mediante esta técnica quirúrgica se mejora considerablemente la estética bucodental del paciente aumentando por ello su autoestima. La posible sensibilidad que padecía el cliente termina por desaparecer y se elimina el malestar y la sensación incómoda en la zona gracias a la recesión que se ha tratado. Por otra parte, se incrementan las mejores en la higiene de la boca, porque gracias al tratamiento se puede realizar un adecuado control de la pieza dental que se ha reparado. La encía también sale beneficiada, ya que se aumenta poco a poco el grosor de esta, terminando por mejorar la calidad de vida del paciente considerablemente.

Search

+