Odontopediatria Madrid
Odontopediatria Madrid

Dra. Romero

Licenciada en Odontología. Especialista en Odontopediatría en Clínicas Windental.

La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de la salud bucodental de los niños y las niñas. Si tienes dudas, puedes preguntarnos antes de acudir a una consulta de odontopediatria en Madrid.

El odontopediatra, es el especialista del cuidado y mantenimiento de la salud bucodental de los niños y las niñas. Asimismo, es el responsable de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes, y en caso necesario, derivará al ortodoncista.

En los niños y niñas, la primera revisión de odontopediatria en Madrid, deberá realizarse a partir del primer año de edad con revisiones anuales.

1. Anomalías en la estructura y color de la dentición:

  • Hipomineralización
  • Amelogénesis imperfecta
  • Fluorosis dental
  • Dentinogénesis imperfecta

2. Caries Dental

Se produce a causa de una combinación de factores, tales como bacterias de la boca, ingesta frecuente de bebidas azucaradas y limpieza dental deficiente.

Es por ello, que siempre se recomienda que se tomen las medidas oportunas para la prevención de caries. En el caso de que el niño o niña tenga caries, no dudes en pedir cita para odontopediatria en Madrid.

3. Caries del Biberón

4. Alteración en el número, tamaño y forma de los dientes de origen congénito

  • Anodoncia: Ausencia de dientes
  • Ablastodoncia: Ausencia de todos los dientes permanentes
  • Hiperodoncia: Existencia de un número anormal de dientes, superior al normal
  • Macrodoncia: Diente o dientes más grandes de lo normal
  • Microdoncia: Diente o dientes más pequeños de lo normal

DIENTES TEMPORALES

MAXILAR SUPERIOR

MAXILAR INFERIOR

Incisivos

8 – 12 meses

6  – 10 meses

Laterales

9 – 13 meses

10 – 16 meses

Caninos

16 – 22 meses

17 – 23 meses

Primer molar

13 – 19 meses

14 – 18 meses

Segundo molar

25 – 33 meses

23 – 31 meses

En definitiva, te recomendamos tener esta información siempre en cuenta ya que estos datos son orientativos. Aún así, ante cualquier duda, consulta con tu odontopediatria en Madrid

DIENTES PERMANENTES

MAXILAR SUPERIOR

MAXILAR INFERIOR

Incisivos

7 – 8 años

6 – 7 años

Laterales

8 – 9 años

7 – 8 años

Caninos

11 – 12 años

9 – 10 años

Primeros premolares

10 – 11 años

10 – 12 años

Segundos premolares

10 – 12 años

11- 12 años

Primeros molares

6 -7 años

6 – 7 años

Segundos molares

12 – 13 años

11 – 13 años

Estos datos son orientativos, ante cualquier duda consulte con su odontopediatra

  1. Obturaciones. Es un tratamiento por medio del cual, se eliminan las caries producidas por los ácidos de la placa bacteriana que provocan la desmineralización y destrucción del tejido duro (dientes). Las caries deben ser tratadas a nivel de los dientes temporales, para evitar problemas en la formación del germen dentario del diente permanente.

Las obturaciones se realizan con anestesia previa para disminuir la sensación dolorosa. Se eliminan las caries y se rellena la cavidad con una obturación de resina.

  1. Tratamiento pulpar (tratamiento de conductos). Las caries profundas pueden afectar el tejido pulpar (nervio del diente), para conocer la cantidad de nervio afectado y determinar el tratamiento a realizar, deberá realizarse un diagnóstico clínico y radiográfico. El tratamiento puede ser:

 

  • Pulpotomía. Indicado para los casos en los que el tejido pulpar no tiene un daño muy severo. Se realiza eliminando parcialmente la pulpa del diente, una vez eliminada se rellena la cavidad y se reconstruye la pieza con una obturación (empaste).

 

  • Pulpectomía o endodoncia infantil. Tratamiento indicado para los casos en los que el tejido pulpar se encuentra completamente lesionado. El tratamiento es similar al de la endodoncia en adultos, se retira el nervio por completo, se rellena la cavidad con material que se reabsorbe y se realiza una restauración con una obturación.

 

  1. Exodoncias. Es la extracción del diente temporal, está indicado en procesos infecciosos o por motivo ortodoncico.

 

  1. Mantenedores de espacio. Los mantenedores de espacio son aparatos de metal o acrílico, que pueden ser fijos o removibles. Su uso está indicado cuando existe la pérdida de una o varias piezas dentales temporales. Su función es evitar el desplazamiento de los dientes adyacentes y así prevenir que se cierre el espacio del diente permanente.

 

  1. Traumatismo dental. Es muy frecuente que los dientes temporales sufran traumatismos (golpes). Generalmente estos traumatismos no tienen repercusión importante sobre los dientes, sin embargo, dependiendo de la magnitud del traumatismo, se pueden ver afectadas las encías y/o la dentición definitiva, ya que pueden tener como consecuencia posibles fracturas, movilidad y/o desplazamiento dental, incluida la pérdida del diente. Ante un traumatismo dental, nuestra recomendación es que acuda lo antes posible a una revisión con su odotopediatra, para realizar una valoración y diagnóstico oportuno.
  1. Selladores dentales. El sellador es un material que se coloca en las fosas y fisuras de los primeros molares permanentes superiores e inferiores, que erupcionan entre los 6 y 7 años. Estos actúan como una barrera física para evitar la formación de caries. Se trata de un tratamiento preventivo.

 

  1. Aplicación de flúor. Es un procedimiento preventivo sencillo que no produce molestias. El primer paso es limpiar la superficie de los dientes temporales, acto seguido se aplica el gel de flúor en la superficie de los dientes dejándolo actuar durante 1 minuto, después se remueve flúor. Este tratamiento se realiza a partir de los 6 años, cuando el niño y la niña son conscientes de que deben escupir todo el gel de flúor. La aplicación de flúor deberá realizarse siempre bajo prescripción médica.

 

  1. Una buena higiene dental desde temprana edad, es sin duda la mejor forma de evitar caries dental, por esta razón es de vital importancia fomentar buenos hábitos de higiene dental y enseñar técnicas de cepillado a los niños y niñas.

Detectar precozmente un problema de mal posición dental y/o maloclusión es muy importante. La maloclusión dental puede facilitar la aparición de caries, inflamación gingival y puede influir también en la función del habla. La maloclusión puede provocar dolores articulares y deficiencia masticatoria.

Muchas maloclusiones están originadas por malos hábitos, como la succión digital (chuparse el dedo) así como el uso prolongado del chupete. Por eso es tan importante detectar estos malos hábitos para eliminarlos y tatar sus posibles consecuencias.

INFÓRMATE SIN COMPROMISO