Periodoncista Madrid
Periodoncista Madrid

Dra. Rubio

Licenciada en Odontología. Especialista en Periodoncia en Clínicas Windental.

La periodoncia es la especialidad de la odontología, que se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las patologías que afectan los tejidos blandos (encías). Esto es provocado por la acumulación de placa bacteriana que se endurece y se convierte en cálculo o sarro, en la superficie del diente y por debajo de la encía (periodonto). Por lo que la encía se retrea y deja la raíz descubierta. Todo ello, provoca espacios o bolsas que se infectan y que con el tiempo, si no se tratan, provoca la destrucción del hueso que soporta el diente.

Cuando sucede alguna de las situaciones descritas anteriormente, es necesario contar con la ayuda de un periodoncista Madrid.

Las bacterias presentes en la boca, junto con las mucosidades y otras partículas como la comida, forman la placa bacteriana.

Las enfermedades periodontales constituyen un grupo de cuadro clínico, de carácter infeccioso que se localizan en el periodonto.

El periodonto está formado por los tejidos que protegen, rodean y soportan a los dientes:

  • Encías
  • Hueso Alveolar
  • Ligamento Periodontal
  • Cemento Radicular

Las enfermedades periodontales son las gingivitis que es de carácter reversible, pero que, si no se trata, está patología se puede transformar en periodontitis. Por lo que, es necesario recurrir a un periodoncista en Madrid lo más pronto posible.

La gingivitis es una enfermedad de las encías (enfermedad periodontal). Es una forma frecuente y leve de ésta que causa:

  • Irritación
  • Enrojecimiento
  • E infamación de las encías que rodean la base de los dientes.

La gingivitis puede llevar a una enfermedad de las encías mucho más grave, llamada periodontitis. Por ese motivo, es necesario contactar con un periodoncista en Madrid en cuanto se noten los primeros síntomas.

Las encías sanas son de color rosa pálido, firmes y están adheridas a la superficie del diente.

Los signos y síntomas de la gingivitis son:

  • Encías inflamadas, retraídas y sensibles.
  • Encías de color rojo.
  • Mal aliento permanente.
  • Encías que sangran con facilidad al cepillarse los dientes o con el uso de hilo dental.

La causa más frecuente de la gingivitis es una mala higiene bucal, la cual favorece la formación de placa bacteriana sobre los dientes, causando la inflamación de los tejidos de la encía que los rodea.

La placa es una película pegajosa invisible que debe eliminarse a diario con el cepillado. En caso contrario, se convierte en cálculo o sarro. De hecho, este sarro acumula bacterias y se endurece dificultando su eliminación.

  • Malos hábitos de higiene.
  • El tabaco.
  • La edad.
  • Boca seca.
  • Mala alimentación.
  • Restauraciones dentales mal ajustadas.
  • Enfermedades que disminuyen la inmunidad: leucemia, VIH o el tratamiento oncológico.
  • Determinados medicamentos.
  • Cambios hormonales como los que provoca el uso de la píldora anticonceptiva, el embarazo o el ciclo menstrual.
  • Genéticos.

Se debe consultar al periodoncista, si se observa alguno de los signos o síntomas descritos. Cuanto antes se busque atención médica, más probabilidades hay de revertir el daño causado por la gingivitis y se puede evitar que se convierta en una periodontitis.

Si no quieres que tu problema vaya a más, cuenta con la ayuda de un periodoncista en Madrid lo más pronto posible.

El tratamiento consiste en realizar una limpieza dental en clínica con un dispositivo ultrasónico (cavitrón). Asímismo, se le explica al paciente cómo realizar una correcta técnica de higiene y el uso de complementos necesarios para una correcta limpieza, como son:

  • El hilo dental
  • Cepillo interdentales
  • Y enjuagues bucales.

La periodontitis es una enfermedad infecciosa grave de las encías, que daña el periodonto, que son los tejidos que rodean, soportan y protegen a los dientes de diversas agresiones, sobre todo bacterianas.

Cuando los dientes pierden el soporte por la destrucción irreversible del hueso alveolar que los rodea, se produce movilidad de las piezas dentales y pérdida de las mismas. Por todo ello, es recomendable que te pongas en contacto con un periodoncista Madrid lo más rápido que puedas.

  • Las encías sangran con facilidad espontáneamente o al cepillarse los dientes.
  • Tener encías de color rojo brillante.
  • Encías retraídas, dando un aspecto de dientes alargados.
  • Encías sensibles.
  • Supuración y abscesos en las encías.
  • Movilidad o separación de los dientes.
  • Dolor al masticar.
  • Cambios en la manera de morder, por desplazamiento de los dientes.
  • Pérdida de dientes.

Las enfermedades periodontales se producen por la acción de las bacterias que viven en la boca.

Una higiene oral incompleta o insuficiente, hace que el número de bacterias crezca, se agrupen y se acumulen en forma de placa bacteriana (sarro) en zonas escondidas, entre los dientes y por debajo de la encía.

Todo esto provoca inflamación de las encías y la formación de bolsas que se extienden hacia abajo, entre la raíz del diente y el hueso. Estas bolsas acumulan placa bacteriana, favoreciendo el crecimiento de formas agresivas de bacterias.

La placa y las bacterias causan una inflamación crónica que provoca la destrucción del tejido y del hueso que sostiene las piezas dentales. Si la enfermedad avanza, se produce la movilidad de los dientes y posteriormente su pérdida.

  • Formación de placa bacteriana o sarro por mala higiene oral.
  • La edad.
  • El tabaco.
  • Enfermedades sistémicas: alteraciones hematológicas y/o alteraciones genéticas.
  • Estrés.
  • Cambios hormonales.

La periodontitis es la última fase de la enfermedad gingival.

Si sufres alguno de los síntomas de la enfermedad periodontal, se debe consultar de inmediato al periodoncista.

Antes de empezar el tratamiento, el especialista hará un registro de la pérdida de hueso que presente cada diente. A través de un periodontograma se realizarán radiografías que ayuden a un correcto diagnóstico y plan de tratamiento.

En algunos casos se deberá realizar un análisis microbiológico de las bacterias de la boca.

La primera parte del tratamiento consiste en eliminar el cálculo (sarro), previa anestesia, que existe debajo de la encía, mediante ultrasonido. Posteriormente, se realizará un curetaje con las curetas, con las que se realizará un raspado y alisado radicular.

El raspado eliminará el sarro y las bacterias que hay en la superficie del diente y debajo de las encías. El alisado radicular, eliminará los productos bacterianos producidos por la inflamación y suavizará la superficie de la raíz.

El periodoncista deberá enseñar al paciente técnicas de cepillado y el uso de complementos para una adecuada higiene, como son:

  • Hilo dental
  • Cepillos interproximales
  • Crema de dientes y enjuagues dentales específicos para las encías.

Todo estos consejos los da el especialista con el fin de que el tratamiento evolucione positivamente.

En el caso que las bolsas periodontales tengan una profundidad de 5 -6 mm., está indicada la cirugía periodontal. Esta consiste en levantar la encía para limpiar la raíz en esas zonas más profundas.

Los pacientes periodontales deberán realizarse una limpieza dental 2 veces al año, para garantizar el mantenimiento del tratamiento.

INFÓRMATE SIN COMPROMISO